Historia, anécdotas y estilos de las máscaras de carnaval 2017

Publicado el
historia-anecdotas-y-estilos-de-las-mascaras-de-carnaval-2016-complementos

Son coloridas y fantasiosas, burlonas e irreverentes, atrevidas y escandalosas. Las máscaras de carnaval 2017 volverán a ser el elemento estrella de estos festejos milenarios, cuyos muchos secretos, anécdotas y misterios nos han pasado desapercibidos durante demasiados años. ¿Cuál fue el origen de las mascaradas?, ¿por qué llegaron a prohibirse?, ¿Cuáles son estilos tradicionales? ¡No te lo puedes perder!

historia-anecdotas-y-estilos-de-las-mascaras-de-carnaval-2016-venecia

Los orígenes del carnaval se remontan al siglo XIII. Entre 1296 y 1706 la nobleza veneciana acostumbraba a confundirse con el pueblo haciendo uso de vistosas máscaras y disfraces, hoy símbolos inseparables de cualquier carnaval. Según avanzaba el milenio, y muy a pesar del cristianismo, estos eventos se asentaron en el calendario momentos antes de la Cuaresma. De esta forma, se permitía disfrutar del desenfreno, la alegría, la sensualidad y placeres ilimitados, antes de someterse a un periodo de rigurosa austeridad. Un contraste en toda regla, desde luego.

Las máscaras estaban asimismo lejos de ser un simple adorno o una imposición estética del evento, si bien ya entonces gozaban de una belleza, variedad y colorido asombrosos. La función de estos accesorios era otorgar una mayor libertad a los carnavaleros que, con una nueva identidad, hacían su voluntad bajo el más absoluto anonimato, sin esperar consecuencias. Con estos ‘rostros’, una persona bien podía vivir una aventura amorosa con personas de clase alta o baja, como así ocurría, pero también cobrarse una venganza por antiguas ofensas o atentar contra la realeza o el gobernardor, lo que ponía en jaque a la autoridad local. Tampoco el Vaticano veía con buenos ojos estos complementos, dado que rompían la semejanza entre el Hombre y Dios y que no debían ser del gusto del Creador, por lo que fueron tachados de satánicos y perseguidos sin tregua.

Todo ello puso en grave peligro la continuidad de estos festejos, que llegaron a ser prohibidos en repetidas ocasiones y no sólo en la Ciudad de los Canales. Napoleón Bonaparte prohibió en el 1797 los festejos más representativos de Venecia, que no serían recuperados hasta finales del siglo XIX. En 1816 el gobernador chileno Casimiro Marcó del Pont hizo otro tanto clausurando para siempre aquellos “risibles juegos y vulgaridades”. También en España sufrimos la durísima censura del franquismo, que puso fin a estos eventos en Cádiz, Castellón y las provincias de Cataluña —el Carnaval de Herencia, en Ciudad Real, fue la única excepción, por su elevada carga religiosa.

¿Y cuándo surgen las mascaradas en España?

historia-anecdotas-y-estilos-de-las-mascaras-de-carnaval-2016-complementos

Aunque son muchas las teorías al respecto, parece claro que tanto el carnaval como las mascaradas españolas proceden de los comerciantes y mercaderes genoveses que se establecieron en Cádiz hacia el siglo XV. Anteriormente, los asentamientos romanos nos legaron en cierto modo sus Saturnales, una forma prototípica de ‘Carna-val’ (es decir, adiós a la carne), si bien no se consolidaría como tal hasta el final de la Edad Media y no sin alguna que otra pincelada italiana, país que acoge el Carnaval de Venecia, el de Fano y otros considerados los más antiguos del mundo.

No obstante, Galicia y Asturias deben sus entroidos a la presencia céltica en la península y no a comerciantes extranjeros. Los rituales de estos pueblos de la Edad de Hierro parecen haber motivado el uso de máscaras de animales. Tampoco la costumbre de travestirse procede de la nobleza italiana sino de la fiesta asturiana de Las Comadres, donde hombres y mujeres intercambian sus roles en memoria del matriarcado que predominaba en sus antiguas sociedades.

Anatomía de la máscara carnavalesca

historia-anecdotas-y-estilos-de-las-mascaras-de-carnaval-2016

Como es natural, estas fiestas fueron adquiriendo complejidad con el paso del tiempo. Con la comedia italiana del arte, en el siglo XVI, el carnaval descubrió un rico bestiario en el que inspirar sus personajes y antifaces: Polichinela, Pantalone, Colombina, Gnaga o Gatto, Casanova o Bauta, Pierrot, el Naso Turco o la incorporación tardía de ‘Il Dottore della peste’, entre otros, cada uno caracterizado por un atuendo y máscara determinados.

Así, el popular arlequín, símbolo de la sátira y la burla, solía representarse con traje a rombos y máscara de cuero negro, cuya forma era una mescolanza entre el mono y el gato. Hoy, sin embargo, los rasgos de este personaje pueden reflejarse con maquillaje de forma rápida, sencilla y asequible, como explicamos en este post. Tradicionalmente las máscaras se elaboraban con diversos materiales: algunos tan ordinarios como el yeso, la madera, el papel o la tela, y otros más exóticos y costosos, como el hierro, el oro y otros metales.

Lejos del continente europeo, estos accesorios se convierten en el espejo de toda una cultura. De esta forma, en el festival japonés Awa Odori abundan las máscaras de cerámica de Okame y Hyottoko, representantes de la dama o Geisha y del borrachín al que acompaña. En diversos territorios de América Latina reconocemos un gusto muy acusado por la fauna, como demuestran los antifaces mejicanos del Jaguar, del Toro o del Tigre, aunque también su inclinación por lo sobrenatural, con máscaras de esqueletos y demonios.

Explosión de estilos entre las máscaras carnaval 2017

historia-anecdotas-y-estilos-de-las-mascaras-de-carnaval-2016-stean-punk

Este 2017 viviremos una oleada de estilos, motivos y colores que te dejarán sin aliento, con máscaras y antifaces de estilo ‘vintage’, steam punk, piratescas, flamencas, ‘geek’, ‘kitsch’ o victorianas, con alusiones a superhéroes como el Capitán América, Wonder Woman o Harley Quinn, a famosos como Lady Gaga o a iconos de la cultura ‘pop’ como el gato de Cheshire o el Doctor Who. Por otra parte, los clásicos son siempre la mejor opción, por lo que no dudes en apostar por las máscaras venecianas para disfrutar de una experiencia memorable.

Ya lo sabes, en los próximos días escoge con cuidado tus disfraces de carnaval, haz acopio del espíritu burlón y vivaracho propio de estas fechas y no olvides conseguir una máscara a tu medida. ¡Anímate! ¿Qué te ha parecido esta información?, ¿podrías añadir alguna rareza más acerca de estos complementos? ¡Compártelo con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *